Croquetas de verduras y pipas

Máximo sabor con tan solo un aderezo
  • Preparación

    90 min
  • Dificultad

    Intermedio
  • Raciones

    2

Ingredientes

  • 50g cebolla picada (1/2 cebolla pequeña)
  • 50g zanahoria rallada (1 zanahoria)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 250g de leche (1 taza)
  • 100g espinacas congeladas troceadas
  • 1 cucharada de pipas de girasol sin sal
  • 1 cucharada de Yondu
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • 250ml aceite de oliva

Preparación

    1. En un cazo a fuego medio, combina la mantequilla con la cebolla y la zanahoria y cuece 3 minutos removiendo de vez en cuando.
    2. Añade la harina y remueve bien. Luego añade la leche poco a poco removiendo hasta conseguir una bechamel espesa.
    3. Añade las espinacas, las pipas de girasol y el Yondu y cuece un minuto removiendo. Deja enfriar esta masa de croquetas 5 minutos y luego ponla en la nevera por una hora como mínimo.
    4. En un bol bate el huevo y en otro pon el pan rallado para empanar las croquetas. Calienta el aceite de oliva en una sartén para freír.
    5. Coge trozos de la masa de croqueta del tamaño que quieras y dales forma ovalada con las manos formando la croqueta. Pásalas por el huevo y luego por el pan rallado y ponlas a freír en el aceite muy caliente, sin que llegue a humear. Una vez fritas, coloca las croquetas sobre papel de cocina para que absorba el posible exceso de aceite.

    EFECTO YONDU: El umami de Yondu aporta todo el sabor a estas croquetas: no necesitarás caldo, ni sal, ni pimienta, ni nuez moscada.

    Notas/consejos:
    ¿Quieres hacer una versión vegana? Sustituye la mantequilla por aceite de oliva y la leche por leche de coco. Para empanar, pasa del huevo y usa pan rallado grueso tipo panko.